an

viernes, 13 de febrero de 2015

FB

El facebook es igual que estar en un bote pescando. Al recoger las redes, cada pescado es en cuadradito rojo y brillante, una alegría que en vez de alimentarte te da la sensación de que alguien piensa en ti, a alguien le interesas, alguien te recuerda. En el fondo, el facebook te ayuda a sentir que existes, que te quieren.
También se podría decir que antes del facebook, tú no existías. O que tal vez la gente existía de otra manera, de una forma rara y casi surrealista: los niños jugando a la pelota en la calle, los adolescentes caminando en círculos en las plazas, haciéndose ojitos con los pretendientes, escribiendo cartas, leyendo libros o riéndote de la vida en una esquina.
Menos mal que ahora sí todo es real. Porque el otro mundo, el de antes, me hacía soñar con cosas raras y felices.

¿En cuál existes tú?

No hay comentarios:

Publicar un comentario