an

domingo, 26 de marzo de 2017

PENSAMIENTO EN CREOLÉ

Algo que me gustaría comentar. Cada vez comento menos (y con menos garabatos, lo que me extraña).

Otra cosa me gustaría comentar. Hoy la 106 iba llena como "lata de sardinas" (lo que en nuestra patria es el jurel en tarro, o atún, cuando vienen las visitas de categoría). Eran las 6:30 de la tarde, imagínense el calor del apretuje. Por ahí por Antonio Varas se subió un grupo de personas de Haití. Y uno de ellos, muy contento, nos saludó a todos con un BON JOU en creole, tan alegre, que inconscientemente muchas personas le respondimos bonjou!

A mi lado iban dos señoras, se notaban gente de trabajo, porque tenían impregnado el trabajo de pies a cabeza, incluyendo esas bolsas para llevar cosas para trabajar (no seamos cursis, todos las llevamos de vez en cuando). Una de ellas estaba indignada porque la micro iba llena y estaba chata de todo, aunque creía que estaba enojada por los inmigrantes. Y le comenta a la otra -a estos negros deberían bajarlos a escobazos...

Recuerdo que cuando chico, en el continuo cuidado ante la muerte, las mamás nos decían -cuidadito con los cambios de temperatura. Pues yo me pregunto 30 años después, ¿no habrá que tener cuidado con los cambios de vibraciones? De las buenas y de las malas. No vaya a ser que un día, tal como hoy en la micro 106, después de escuchar un alma tan bonita saludar a los demás, me agarre una pulmonía o quede con la cara chueca por escuchar de golpe a un alma tan pobre.

Dos cosas son claras, tanto como dilema del huevo o la gallina: en Chile tiene que repartirse la torta con justicia y debemos educar mejor a los niños, educar su corazón.

¿Qué hacemos primero?

1 comentario:

  1. totalmente de acuerdo. Hace pocos días, en una vulca, traté de hilvanar un par de frases en francés, como una atención hacia un haitiano. Lo noté muy contento y me dijo que era primera vez que alguien le hablaba en su lengua (aproximada), en Chile.
    Es claro que en mi época de liceo, se enseñaba francés durante cuatro años. Casi increíble, no?

    ResponderEliminar